Actuar con inteligencia, capacidad de análisis, decencia y vergüenza

El Presidente cubano Miguel Díaz-Canel Bermúdez participó en los debates de las comisiones de trabajo de la Asamblea Nacional del Poder Popular


Momento de los debates en la Comisión de Asuntos Económicos del Parlamento cubano.

 

Con la firme convicción de continuar en la construcción del socialismo, el Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, instó a los diputados reunidos en la Comisión permanente de Asuntos Económicos de la Asamblea Nacional, a pensar en nuevas ideas para avanzar, a pesar de la difícil coyuntura que nos ha impuesto el Gobierno de Estados Unidos con el recrudecimiento del bloqueo.

 

El Producto Interno Bruto cubano creció en 2018 y el pronóstico para este año se hizo a partir de ese incremento, por lo que cumplir con ese propósito requerirá de hacer bien las cosas en cada lugar y buscar alternativas, explotar todas nuestras reservas.

 

“En esa sabia popular hay que beber, para encontrar solución a los problemas y así la gente lo va a defender mejor, porque son sus ideas, no es la idea de tres tecnócratas ni de cuatro tecnócratas, es lo que está sintiendo el pueblo y entonces lo tenemos que llevar a la acción de gobierno”.

 

“Esas medidas implican esos desarrollos agropecuarios. Pero hay un grupo de medidas que es para que la Empresa Estatal las aproveche, porque hay medidas que estimulan la exportación encadenada con el turismo, con la Zona Especial de Desarrollo Mariel y con la Inversión Extranjera”.

 

El Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros precisó que las medidas potencian las exportaciones tanto en el sector estatal como no estatal.

“En estas medidas también hay elementos para el sector no estatal, estamos estimulando también la exportación desde el sector no estatal a través de entidades estatales. El sector no estatal es un actor social que está reconocido por nuestro Modelo Económico Social y también tiene una responsabilidad con el país y también tiene que tener una responsabilidad con el pueblo, porque ellos reciben los beneficios de la Revolución”.

“Estamos tensos, pero estamos en mejores condiciones para asumir otras obligaciones y responsabilidades», señaló el mandatario cubano y exhortó a movilizar todas nuestras capacidades para superar los obstáculos que Washington se empeña en poner a la Revolución. «La belleza está en asumir los retos e irnos por encima de los desafíos”.

 

 

Señaló que las medidas recientes implican un cambio en la estrategia aprobada para adaptarnos a las nuevas condiciones, principalmente en el tema de la alimentación y el abastecimiento de productos, e insistió en el esfuerzo para concluir las inversiones pactadas en este sector. “Si logramos que el sector agroalimentario sea más eficiente pudiéramos reducir un gran por ciento de las importaciones”.

 

Llamó a pensar con cabeza propia y a escuchar la voz del pueblo con sus iniciativas para solucionar los problemas y conflictos, así como aludió al papel que le corresponde al sector no estatal, como actores importantes en nuestra sociedad.

 

Debemos pensar como país, generar ideas y aportar lo mejor de cada quien para concretar el ansiado avance económico, dijo el Presidente, quien aseguró que el socialismo es el único que podrá solucionar las inequidades al distribuir planificadamente y proteger a los sectores más vulnerables.

 

Instó a actuar con inteligencia, capacidad de análisis, decencia y vergüenza, pues “no es momento de rendirse, sino de buscar solución para cada problema”.

 

 

El ministro de Economía y Planificación, Alejandro Gil, realizó ante los diputados una presentación del estado de la economía nacional en el primer semestre del año, caracterizado por tensiones arancelarias y financieras a nivel mundial que impactan al país. Precisó que la escasez de ofertas de productos de alta demanda se va solucionando, pero hay que defender la producción nacional, diversificar e incrementar las exportaciones, sustituir importaciones, fomentar los encadenamientos productivos, potenciar la empresa estatal, avanzar en la soberanía alimentaria, impulsar el desarrollo local, cumplir con la política aprobada para la vivienda y poner a las ciencias en función de la solución de los problemas.

 

Para la elaboración del plan de la economía para 2020, es necesario identificar las capacidades reales de producción y los requerimientos para responder a la demanda nacional, se incorpora la inversión extranjera como parte fundamental y se debe avanzar en los procesos de encadenamientos productivos y de servicios que sustituyan importaciones; se debe  trabajar en el ahorro y uso eficiente de los portadores energéticos, y en eliminar el robo y las ilegalidades, entre otros objetivos.

 

El titular convocó a trabajar en la solución de dificultades que persisten: las cadenas de impagos, problemas organizativos y de control, y el pago sin respaldo productivo.

Con información de Granma y Radio Rebelde

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *