Debemos perfeccionar el trabajo económico en todas las áreas

Lograr un proceso de digitalización que satisfaga las necesidades de los públicos y avanzar en la informatización de la sociedad representan desafíos del Instituto Cubano de Radio y Televisión (ICRT) que deben atenderse desde el perfeccionamiento de los métodos económicos en todas las áreas productivas.

En declaraciones a esta publicación, Anay Martínez Álvarez, directora de Economía del ICRT, resaltó que desde el 2012 está aprobado el Programa de Migración a la Televisión Digital, aunque el proceso inversionista comenzó un año después y ya tiene varios objetivos cumplidos.

“Hasta ahora hemos tenido varios resultados positivos, como la conformación del máster central, los estudios del Sistema Informativo, y la adquisición de nuevas unidades de remotos.

“A pesar de que el programa de digitalización se ha concentrado fundamentalmente en la televisión, la radio también se ha beneficiado con la adquisición de nuevos camiones y estamos negociando actualmente la posibilidad de adquirir otros equipamientos”, señaló Martínez.

Para la especialista, la migración a la televisión digital ha sido muy importante para el país porque es imposible continuar trabajando en los medios de comunicación del país con equipos obsoletos que no tienen cómo reponerse.

“La tendencia en el mercado mundial es a la desaparición de las cintas. Por eso vemos en nuestros resultados positivos la producción sin cintas en los telecentros.

“O sea, se deshecha la producción audiovisual que tiene como base la cinta y se da paso a un método de trabajo digitalizado, mucho más ágil y con mayor calidad. Esta nueva forma de producción tiene un alcance nacional y el equipamiento está en todos los telecentros del país”, subrayó la especialista.

El programa de digitalización debe durar diez años y actualmente se calcula que no ha llegado a la mitad de su ejecución. No obstante, requiere de financiamiento y recursos que muchas veces son difíciles de obtener por las limitaciones económicas del país.

“Aun así, estamos anunciando la incorporación de una nueva unidad de remoto HD, la recuperación de los estudios del edificio de P y 23 en el Vedado, y nos encontramos en la fase constructiva de los estudios de grabación 17 y 19 del FOCSA”, precisó Martínez.

En cuanto a la informatización de la sociedad, la directora de Economía del ICRT subrayó que se ha logrado materializar el proyecto de la conexión por Wi-fi en el Instituto, se han entregado más de 500 teléfonos en las emisoras y canales de todo el país, y hay negociaciones para adquirir nuevos teléfonos con mayores prestaciones.

“Hemos entregado varios tablets y alrededor de 200 laptops para fortalecer el sistema informativo de la radio y la televisión. Además, hemos incrementado el ancho de banda del Instituto y se prevé seguir aumentándolo el año próximo.”, indicó.

Otro de los pilares de desarrollo en el ICRT es el trabajo sostenido en la preservación de la memoria histórica, aspecto que constituye una de las prioridades del gobierno cubano.

“Uno de los objetivos que tenemos dentro de las inversiones trazadas es la concreción de un archivo profundo que permita rescatar la memoria histórica, audiovisual, sonora y documental del Instituto”, precisó Martínez.

El ICRT también tiene como reto económico la conservación de los inmuebles, de manera que el flujo comunicativo de las emisoras y canales no decaiga y pueda brindarse a los diferentes públicos una programación de calidad.

“Próximamente se inaugurará Golfovisión, el telecentro de Manzanillo que fue objeto de una remodelación capital, y se están haciendo acciones de en Tele Bandera, reparaciones en TV Yumurí, en Radio 26, y en el telecentro de Cienfuegos. Además, llegaremos próximamente a la emisora número 100 en Sibanicú”, señaló la especialista.

La directora de Economía del ICRT añadió que se han incrementado los canales de televisión en Cuba; pero hace unos años atrás no se disponía de las trasmisiones de Cubavisión durante 24 horas, no existía el Canal Caribe, ni estaban al aire las señales digitales Clave y Mi TV. Y en esos canales hay que proyectar espacios que llevan dinero y recursos.

“La factura de programas muy demandados, como los que produce RTV Comercial, llevan un poco más de esfuerzo y aun así hemos incrementado ese tipo de producciones. Eso no significa que nos han dado más recursos, sino que hemos transformado nuestras formas de hacer, y lo hemos hecho con los mismos recursos”, destacó.

Para Martínez, los buenos resultados son posibles solamente si se perfecciona el trabajo económico y se optimizan los recursos disponibles.

“En estos momentos estamos integrando la economía a todas las áreas de acción del Instituto y nos concentramos en hacer un uso más eficiente de los recursos que pone el Estado en nuestras manos.

“Todo eso tiene que ver, además, con la necesidad de capacitación de las personas. En este sentido intentamos buscar estrategias que fortalezcan a los departamentos económicos y puedan darse respuesta a todas las prioridades que tenemos.

“Todavía nos falta mucho por hacer en el terreno de la capacitación, no sólo del personal económico, sino de todas las personas que trabajan en el Instituto. No obstante, seguiremos avanzando y poniendo la vista en el aspecto económico, pues todo lo que se hace es siempre un hecho económico”, concluyó Martínez.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *