Díaz Canel instó a eliminar trabas y fortalecer el control

Con la presencia de Miguel Díaz-Canel Bermúdez, Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, se reúnen este jueves en el Palacio de Convenciones de La Habana, las diez Comisiones Permanentes de Trabajo de la Asamblea Nacional del Poder Popular, previo a la III Sesión Extraordinaria de la IX Legislatura convocada para el próximo sábado.

 En la reunión conjunta de las Comisiones de Industria, Construcciones y Energía, Atención a los Servicios, y Asuntos Económicos, Díaz Canel al referirse a los resultados de la fiscalización al Programa de Subsidios para la construcción y reparación de viviendas valoró que a pesar de las dificultades existe reconocimiento y aceptación en la población.

El presidente cubano instó a enfrentar de manera decisiva y con mayor firmeza las deficiencias  vinculadas a ilegalidades y corrupción.

Dijo que independientemente del control, los mecanismos y procedimientos, hay ineficiencias vinculadas con la corrupción, las ilegalidades, y que ello “no puede seguir acumulándose ni obstaculizando nuestro accionar”. En ese sentido, llamó a enfrentarlas decisivamente y con más firmeza.

El Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, ponderó  la importancia de los Organismos de la Administración Central del Estado implicados en un tema tan sensible para la población; sin embargo, alertó que “desde esas estructuras no se pueden suplir los procesos a nivel de base, ni la responsabilidad del municipio y la provincia”.

“Hay suficientes cuadros para ir todos los días a visitar al menos un caso con subsidio en una circunscripción, pero eso no es lo que estamos haciendo”, enfatizó.

Miguel Díaz Canel insistió en eliminar de una vez las trabas y la burocracia que entorpecen los resultados, así como también simplificar los trámites y ubicarlos en un solo lugar.

Subrayó la pertinencia de asegurar políticamente los procesos, y la necesidad comunicarlos, argumentarlos, explicarlos, organizarlos, evaluarlos  y, convocar a todas las fuerzas políticas y de la sociedad a intervenir e involucrarse en ellos.

El mandatario enfatizó que los dirigentes deben tener sensibilidad ante los problemas de la gente, inquietud revolucionaria, “nos tienen que doler las cosas cuando vayan mal, existen lugares donde no atienden bien a las personas, la mayoría con desventajas desde el punto de vista económico social, donde se les engaña”.

Hay que borarr de la faz de la tierra el engendro injerencista de la Ley Helms-Burton.

El recrudecimiento de las hostilidades de Estados Unidos hacia Cuba, así como los escenarios y posibles impactos del Título III de la Ley Helms-Burton estuvo en la agenda de los diputados de la Comisión de Relaciones Internacionales de la Asamblea Nacional.

Carlos Fernández de Cossío, director general para Estados Unidos de la Cancillería, valoró que esta Ley en su conjunto se erige como el instrumento fundamental para el gobierno de la Casa Blanca, y constituye el principal obstáculo que impide una relación normal entre los dos países, por tanto, afirmó, el actuar nuestro será borrar de la faz de la tierra ese engendro injerencista que desde 1996 se viene aplicando en casi su totalidad.

Advirtió que no solo el acápite III es el más criminal, sino que toda ella constituye una agresividad comparable con el bloqueo, y ejemplificó con uno de sus planteamientos que exige el derrocamiento de la Revolución.

La compensación de propiedades no es una nobleza o una intención de bondad hacia ciudadanos estadounidenses. En el fondo es una forma oportunista de poner obstáculos en las relaciones con otros países y de tener la forma de tratar de buscar que nuestro país se someta el yugo de Estados Unidos.  En el contexto actual parte de los argumentos utilizados están promovidos por personajes que entraron en la administración de Trump como Mike Pompeo y Marcos Rubio, entre otros, expuso Fernández de Cossio.

Los diputados de la Comisión de Asuntos Internacionales se pronunciaron por buscar estrategias comunicacionales para explicar a nuestro pueblo y a los diferentes sectores de la sociedad civil norteamericana y del mundo, la verdad en este tema. Así como introducirlo en las escuelas cubanas para que sea comprendido por niños y jóvenes.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *