Radio Cubana: tribuna de dignidad, información y entretenimiento

La Radio Cubana, como medio de comunicación vital para el desarrollo político, económico y social del país, ha tenido siempre un gran alcance desde sus momentos fundacionales en 1922, cuando la Mayor de las Antillas se convirtió en el cuarto país del mundo en disponer de señales radiofónicas.

Según Onelio Castillo Corderí, director general de la Radio Cubana, este medio supone, en el contexto de la realidad sociopolítica cubana actual, una vocación de servicio y compromiso público.

Constituye, además, un canal muy importante en la vida cotidiana de los cubanos y es pilar imprescindible en la presente actualización del modelo económico cubano.

“La Radio Cubana tiene como objetivo afianzar el sonido, de manera que cada emisora sea una propuesta distinta y que el pueblo tenga la oportunidad de encontrar una variable diversa de programación radiofónica”, precisa Castillo.

En el sistema de radio cubano funcionan 6 emisoras nacionales, 19 provinciales y 71 municipales. Radio Habana Cuba es la única de carácter internacional, fue inaugurada por Fidel Castro Ruz el 16 de abril de 1961, y transmite en siete idiomas.

Para el directivo, el hechizo sonoro que se ha gestado en Cuba durante años no va a morir porque la radio es, según la UNESCO, el medio de mayor penetración social.

“En Cuba es el sistema de comunicación más amplio y complejo de todo el archipiélago: ha resistido el embate de la frecuencia modulada, la onda corta, la aparición de la televisión, la digitalización e Internet. Por tanto, la radio tiene la capacidad de adaptarse a la vida de las personas y al entorno social en que se desarrolla”, resalta.

Diversas investigaciones sostienen que más del 50% de la población escucha la radio nacional, y esa realidad se encuentra dentro de los más notables de los estándares internacionales.

“El 100% de la radio que se transmite en Cuba es de producción nacional. Este hecho compromete a sus especialistas a trabajar con calidad, aunque se requieren nuevas claves y mayor superación profesional.

“El desafío cultural es aprender del desarrollo tecnológico que obliga a estar preparados en el orden comunicacional y ante todas las eventualidades. Podremos migrar con nuevas fórmulas hacia la multimedialidad, pero no nos podemos alejar de la idea de que el sonido es el protagonista en este medio.

“En los últimos 25 años hemos tenido un gran crecimiento, que es expresión acabada de la voluntad política del estado en dinamizar el sistema. En estos años la radio nacional se ha incrementado en 208 408 horas, con una mayor incidencia de las radios municipales.

“La radio cubana ha contado desde sus inicios con la fortaleza de imbricar cada vez más la agenda del medio con la agenda pública, y tiene la virtud de acercarse a las personas como ningún otro medio”, sostiene Castillo.

Más allá de los logros de este medio de comunicación en Cuba, la radio nacional supone una serie de desafíos para hacerla cada vez más dinámica e incluyente.

“La radio tiene que hacer propuestas más atractivas para los jóvenes, porque las existentes son insuficientes o no logran conectarse con los códigos de comunicación que los jóvenes manejan actualmente.

“Existe mucho anquilosamiento y expresiones que no son suficientemente dinámicas. Por tanto, hay necesidad de una mayor participación de jóvenes en la construcción de un discurso renovador y más juvenil”, indica el directivo.

Actualmente la prioridad está en el mejoramiento de las emisoras municipales, con el objetivo de enfatizar el desarrollo local. También existe un marcado interés por establecer alianzas con las autoridades provinciales y municipales para que el país pueda crear emisoras de radio en los 94 municipios cubanos que aún no tienen estación local.

“Para ello se ha realizado un estudio de factibilidad que se articula con las prioridades del país y con las disponibilidades de recursos humanos y financieros del Sistema Nacional de Radio. El crecimiento será de unas dos a tres emisoras por año”, señala Castillo.

Según el director general de la Radio Cubana, en este medio trabajan actualmente más de 100 premios nacionales de radio, los cuales han sido el ejemplo para todas las generaciones que hoy confluyen en las distintas estaciones del país.

“La radio cubana no debe olvidar nunca las claves éticas, ideológicas y profesionales que la identifican; y ha sido en todos los momentos de la Revolución, sobre todo en los más difíciles, una tribuna de dignidad, información y entretenimiento”, concluye Castillo.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *