Ley de Símbolos Nacionales: Defensa de nuestra identidad y soberanía como nación

Este sábado 13 de julio, la Ley de Símbolos Nacionales de la República de Cuba  recibió el voto unánime de los diputados durante el tercer periodo ordinario de sesiones de la IX Legislatura de la Asamblea Nacional

A partir de hoy, una comisión se encargará de corregir los detalles de estilo para que la norma pueda ser publicada en la Gaceta Oficial.

Antes de su aprobación, el presidente de la Comisión de Asuntos Constitucionales y Jurídicos, José Luis Toledo Santander, presentó ante el plenario el proyecto de Ley, que durante meses fue ampliamente analizado por los parlamentarios cubanos.

 

Es una normativa que recoge “la historia de nuestra bandera nacional, símbolo de nuestra identidad y de nuestras luchas”. El jurista también se refirió a la significación del escudo nacional, que “sintetiza nuestras ansias de justicia y de  libertad”. Hizo alusión también a la trascendencia de los símbolos patrios para una nación en vilo por la defensa de su identidad y soberanías.

Y antes de abrir el debate en la sesión de este sábado, Andrés Castro Alegría, presidente de la comisión de Educación, Cultura, Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente, expuso el dictamen sobre la propuesta de normativa.

 

El proyecto ha tenido más de un centenar de modificaciones a partir de criterios y sugerencias de los diputados, de intelectuales destacados, y de instituciones y foristas que a través de las redes sociales hicieron llegar sus puntos de vista.

El diputado Eusebio Leal, dijo que la lectura del proyecto de Ley estuvo precedida por un debate que ha durado meses y que ha sido fruto de la preocupación de muchos compañeros, no por el texto anterior, sino por el irrespeto a los símbolos nacionales.

“Había banderas cubanas en shorts, zapatillas y otras formas poco decorosas. Fue necesario entonces que apareciera en la prensa artículos sobre estos hechos y se generara un debate público sobre el tema”, recordó.

El Historiador de La Habana hizo un llamado a defender los símbolos y a aprobar la Ley. “Es lícito que un joven tenga bordado en su pulóver la bandera y que las personas tengan una bandera en su casa, pero no puede estar de mantel en la mesa, ni desgarrada por un ciclón o por la fuerza del viento, si esto sucede debe ser quemada”.

Recordó que la bandera nació lejos de Cuba, traída en los años cincuenta por el exgeneral español Narciso López, Cirilo Villaverde y Emilia Teurbe Tolón. Fue en Cárdenas, ciudad bandera, donde por vez primera aquella expedición desembarcó.

 

Cuentan que la Asamblea de Guáimaro acogió la bandera de Céspedes y, por eso, se mantiene la tradición de presidir la Asamblea. Tanto el escudo como la bandera representan lo más sagrado de la nación. Y esta ley que vamos a aprobar recoge esas esencias y flexibiliza su uso.

 

Al referirse al Himno Nacional, planteó que ha sido modificado por las circunstancias. “Hoy en sus estrofas no aparecen algunas palabras propias de la lucha por la libertad; aparece el himno en toda la pureza de su reclamo, y el lugar donde fue compuesto por el General Pedro Figueredo”.

En tanto, el Escudo representa valores y principios de la nación. Conformado “por la llave, el sol naciente, las montañas de Cuba donde se luchó, la Palma Real que ha cubierto las casas del campesino y del indio”.

Resumió que esta ley ordena, por ejemplo, que la bandera no puede ser irrespetada y que se haga silencio cuando se cante el himno. “La historia es como es, y no como quisiéramos, tenemos la posibilidad de explicarla hoy dialécticamente”.

 

La diputada Marie Castillo Fiallo, por el municipio habanero de Playa, tomó la palabra para acotar que, como sucede con el Himno de Bayamo, también el escudo y la bandera deben escribirse en mayúscula, propuesta con la cual coincidió Toledo Santander.

 

Otra precisión la aportó la diputada Maricel Castañeda Morales: “Ya que los centros educativos abren todo el año, como institución cultural más importante de la comunidad, creo oportuno que la bandera no se ice solo en el periodo docente”.

Tomado de Cubadebate

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *