Médicos cubanos, a la altura de su Revolución

Por Idania Legrá Ordúñez

En fecha tan cercana al Triunfo de la Revolución Cubana, como el 27 de octubre de 1967, tuvo lugar en el Teatro Chaplin la más grande reunión de médicos celebrada hasta entonces en nuestro país.

En la clausura,  el Comandante en Jefe Fidel Castro afirmó: “Quede aquí constancia de nuestra fe, de nuestra alta estimación hacia los médicos, ¡y la seguridad de que los médicos sabrán estar a la altura de su Patria y a la altura de su Revolución! ¡Patria o Muerte! ¡Venceremos!

Hoy, cuando vivimos el año sesenta del triunfo revolucionario, la historia escrita por el Sistema de Salud Cubano en el mundo ratifica que ese “ejercito de batas blancas” supo corresponder,  como es el más fiel, a la confianza depositada en sus hombros.

Y ese legado altruista, solidario, e internacionalista de José Martí, Ernesto Ché Guevara y Fidel Castro comenzó a sellarse desde  que  el 23 de mayo de 1963 se envió la primera brigada médica a Argelia, compuesta por 55 colaboradores que brindaron sus servicios por un año.

Más cercano en el tiempo y en mis recuerdos, otro importante suceso fue  la creación, por iniciativa de Fidel el 25 de Agosto del 2005, del Contingente Internacional de Médicos Especializados en Situaciones de Desastres y Graves Epidemias Henry Reeve, que llegó  a países como Guatemala, Pakistán, Bolivia, Indonesia, México, Perú, Haití y China.

La Operación Milagro, la creación de la Escuela Lationoamericana de Médicina, y de escuelas de medicina en el exterior con personal cubano, la lucha contra el Ébola en Africa, constituyen sucintamente ejemplos de cómo los médicos cubanos han forjado el respeto, la admiración y el reconocimiento que hoy, sin dudas, prestigian a Cuba ante el mundo.

Y aunque algunos pretendan jugar a la “gallina ciega”, lo cierto es que “ la solidaridad humana llevada al plano internacional en la que se han educado varias generaciones de cubanos es un principio que se ha elevado a niveles superiores: el internacionalismo, que forma parte del sistema de valores existentes en nuestra sociedad y es parte consustancial de nuestra historia, cultura e identidad como nación.”, según refiere el Doctor en Ciencias Pedagógicas José Luis Cañizares Cardenas, en su estudio relacionado con La solidaridad y el Internacionalismo en Cuba.

 

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *