“Patria o Muerte”, nuestro grito de guerra y victoria

Dos explosiones “…en una sola tarde y en pocos minutos produjeron 47 víctimas en nuestra población desprevenida e indefensa.” De esta manera resumiría Fidel Castro en el discurso de despedida de duelo, el saldo de la cobarde agresión que trasciende en la memoria de los cubanos como: la explosión del vapor francés “La Coubre”.

El doloroso suceso del 4 de marzo de 1960, ejemplificaba abiertamente lo que era capaz de hacer nuestro enemigo más próximo para frenar el proceso de cambios iniciado por la entonces joven Revolución Cubana.


Las imágenes cinematográficas que atesoran los archivos cubanos muestran la destrucción y el dolor de las víctimas causados por la explosión de la peligrosa carga almacenada en la bodega del barco, pero también testimonian la actitud asumida por el pueblo y sus dirigentes en ese instante:

…quien haya visto como las multitudes avanzaban hacia el fuego, como avanzaban los soldados, los obreros, los policías, los marinos, los bomberos, las milicias, como avanzaban hacia aquel lugar de peligro (…) puede estar seguro de que nuestro pueblo está en condiciones de defenderse; es un pueblo capaz de avanzar hasta contra los hongos de las bombas nucleares.

Y fue allí, fraguado por el dolor, desde la intersección de la avenida 23 y 12, en el Vedado, donde nuestro Comandante en Jefe denunció el papel del gobierno de Estados Unidos y pronunció por primera vez la consigna de “Patria o Muerte”. Nuestro grito de guerra y victoria, la convicción de un pueblo que no se acobardó entonces, y no se amilanará jamás.
http://www.fidelcastro.cu/es/audio/honras-funebres-de-las-victimas-de-la-explosion-del-barco-la-coubre

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *