Presidente cubano evalua calidad del verano 2019

Como un buen verano calificó el Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, al periodo vacacional que concluye.

 

El Presidente cubano encabezó una reunión donde se evaluó el programa de actividades recreativas planificadas en todo el país para los meses de julio y agosto.

Como un verano retador ante las restricciones económicas del país, en el cual han prevalecido la variedad de opciones recreativas y la tranquilidad ciudadana, calificó el Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, la etapa estival que casi está a punto de concluir.

En una reunión donde se evaluó el programa de actividades recreativas planificadas para los meses de julio y agosto, el mandatario consideró que ha sido un “buen verano”, en el que los aspectos positivos sobresalen sobre los negativos, lo cual – dijo – no debe nublarnos la vista ante lo que no ha salido bien.

Del mismo modo, destacó el papel de los Joven Club de Computación, que han presentado constantemente nuevas opciones durante esta etapa, a lo que se ha sumado el trabajo para conectar, a través de ellos, a las redes privadas de personas naturales, tras una decisión soberana del gobierno cubano para ordenar el espacio radioelectrónico del país.

El Presidente comentó sobre los proyectos de reanimación que desde hace algunos años se despliegan en las provincias, lo cuales han permitido abrir nuevos espacios para la recreación del pueblo y se han aprovechado durante los meses de vacaciones. Este movimiento, que comenzó por la ciudad de Santiago de Cuba con el empuje del General de Ejército, debe seguirse potenciando en todos los territorios, acotó.

Al referirse al aumento salarial, que se hizo efectivo precisamente durante este verano, Díaz – Canel dijo que convocando al pueblo se ha ido logrando que no suban los precios y cada vez que ha habido alguna violación se ha atendido. Eso solo se puede lograr, apuntó, con la participación popular que es el mejor mecanismo de control.

Entre los problemas de la etapa veraniega subrayó la situación epidemiológica complicada en varias provincias; las interrupciones en la recogida de desechos sólidos, sobre todo en la capital; la ocurrencia de accidentes de tránsito, y que en determinados lugares fallaron algunos suministros.

Díaz-Canel ponderó el trabajo de todas aquellas personas que se han mantenido laborando para atender a quienes están de vacaciones. De manera particular, resaltó a los obreros de los talleres de la industria ligera, mayoritariamente mujeres, que han trabajado sin descanso para confeccionar los uniformes escolares. Asimismo, convocó a continuar desplegando esfuerzos para preparar con igual intensidad el inicio del curso.

Durante la reunión, la primera secretaria de la UJC, Susely Morfa González, informó que de forma general unos 42 500 jóvenes de todo el país participaron en los campamentos de verano, donde realizaron excursiones a sitios históricos y naturales, y también actividades en el campo, saneamiento de las playas y trabajos sociales en las comunidades complejas. «Para el próximo año y por sus buenos resultados hay que extender la iniciativa a todo el periodo vacacional», indicó Díaz-Canel, según reseñó el sitio de la Presidencia.

Sobre el tema, Roberto Morales Ojeda, vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros, añadió que los estados de opinión de la población tienen que convertirse en herramienta de trabajo de los cuadros, para poder llegar a los problemas que se generan en las comunidades y resolverlos.

En el chequeo se pasó revista particularmente al verano en Camagüey y La Habana, provincias con un destacado trabajo durante los meses de julio y agosto. Será precisamente en la capital, que pronto arribará a sus 500 años, donde se realizarán las actividades centrales por el cierre de la etapa estival.

(Con información de  Presidencia, Granma y Cubadebate)

 

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *