Televisión santiaguera: Una linda historia con dos nombres

En uno de mis viajes a Santiago de Cuba fui testigo del abrazo de Chucho Cabrera  con Enrique Bonne, ambos fundadores de Telerebelde en 1968. Con el primero hablo con cierta frecuencia. Y un tiempo atrás lo entrevisté sobre su larga y fructífera vida, haciendo y fundando televisión. Le pregunté a Chucho ¿Qué significó para ti Tele Rebelde? Y esta fue su respuesta:

“Ya yo tenía la experiencia de Colombia y era director de toda la programación dramática de la televisión, que muchos espacios se hacían en vivo. Trabajaba en aquella época como jefe de bloque, como se le decía, y tenía como secretaria a Teresita Segarra. El jefe de la programación juvenil era Alejandro Lugo, en la infantil Ana LaSalle, y en el teatro a Juan Carlos Romero.

“Los demás programas los atendía yo directamente. Como coordinador de los actores y productores estaba Pepe Rodríguez, que hasta hace poco trabajó en la televisión.

“Muere Marcos Behemaras, que yo quería mucho y éramos grandes amigos, justamente tratando de hacer este trabajo, y pedí asumir su puesto. Por eso en mayo de 1968 a mí me manda Papito Serguera para Santiago de Cuba a investigar qué se podía hacer allí. Ya había un grupo de ingenieros buscando locales para formar un estudio. Me entrevisté con tres personas, con Bonne, Francisco Muñiz y José Soler Puig.

“Tuve una medida de qué se podía y qué no se podía hacer en Santiago de Cuba. Regresé y le dije a Papito que allí no había nada, que estaba todo por hacer, que me llevaba a ocho o diez personas para empezar a trabajar, y que el 22 entregaríamos el estudio. Entonces me llevé un escritor, dos directores y a otros. Por el día hacíamos trabajo voluntario y por la tarde y por la noche nos reuníamos en el hotel Venus para planificar y diseñar la programación.

Un día nos reunimos con Guillermo García, que dirigía en Oriente, y aprobó todas las programaciones. Llevé actores, además de los que tenía del Grupo de Teatro de Santiago, que eran muchos. Enrique Bonne se ocupó de la programación musical. Mi segundo al mando era Francisco Muñiz. Cuando comenzamos a transmitir el 22 de julio, ya estaba hecho y ensayado casi todo”.

“Gracias a Sheyla Catá Navarro, tuve acceso a la continuación de esa historia: “fue el primer canal de televisión creado por la Revolución fuera de la Habana. En el acto inaugural la locutora Consuelito Vidal hizo la presentación del Comandante de la Revolución Guillermo García Frías, quien explicó los planes y objetivos del nuevo canal televisivo frente a sus trabajadores que tenía como misión: “Transmitir una señal televisiva con calidad en las provincias orientales, que además estuviera comprometida con el proceso revolucionario cubano en pos de promover el desarrollo político, económico y socio-cultural a nivel municipal, provincial y nacional”.

Corría el año 1981 cuando la Dirección Nacional del ICRT decidió que TeleRebelde había cumplido los objetivos que fundamentaron su creación el 22 de julio de 1968. Detrás quedaban 12 años de labor, de programación balanceada y trabajo cohesionado. Se procedió a la unificación del Canal 2 que transmitía desde la Habana con el Canal 5 Tele Rebelde estableciéndose así: Tele Rebelde su canal compañero, con estudios en la Habana, Holguín y Santiago de Cuba”.

Seis años después: “El 25 de mayo de 1987 con la creación en todo el país de la red de telecentros, salió al aire por primera vez la señal de Tele Turquino desde Santiago de Cuba. Con la  función principal de producir y transmitir una programación Informativa y Cultural que refleje el quehacer diario político y cultural de la provincia, y los valores más autóctonos de la cultura en el territorio”.

Sus preceptos son “una programación informativa, educativa, orientadora y de entretenimiento que satisfaga los intereses y necesidades de los diferentes públicos, desde una perspectiva esencialmente cultural que esté en correspondencia con los principios de nuestra Revolución Socialista, contribuyendo a proyectar  la verdadera imagen de nuestra provincia y de la  Patria”.

El canal aspira  a “ser reconocido por los diferentes públicos para los cuales labora, como un equipo de trabajadores que actua con alta profesionalidad, sentido humanístico y revolucionario, defensor de nuestra cultura e identidad nacional junto a lo mejor del ámbito territorial y que crea y ofrece una programación televisiva de calidad, competitiva y de gran impacto en el universo audiovisual.
Tiene como objeto social “promover, producir y prestar servicios de difusión por los canales de televisión de programas, filmes y demás especialidades afines a la televisión”.
Sheila, su amable directora, me dijo:
“En mi caso como directora del canal, trabajo en él desde el año 2002, entré como especialista en Investigaciones Sociales, en el departamento de Programación, luego fui la subdirectora de Programación, de ahí subdirectora general ocho años y desde el primero de abril del 2015, la directora hasta la fecha.
“Para mi trabajar en la televisión significa un aprendizaje constante, se enfrentan muchos retos por el nivel de actividad que genera una provincia como Santiago de Cuba, con su historia, tradiciones, una ciudad cultural y musical.
“He ganado en madurez, conocimiento en cada uno de los procesos productivos, amo mi trabajo, al que le dedico todo el tiempo, vivo en la televisión, la considero mi casa, a lo largo de tantos años he contado con muchos compañeros valiosos, unos ya no están, otros me acompañan hoy,  son mi familia, a ellos les debo todo lo que soy, los resultados del colectivo constituye una gran satisfacción porque son el fruto de la entrega y consagración diarias.
“He transitado y tenido experiencias muy duras, pero como decimos los santiagueros pa lante, nada que no pueda superarse para seguir hacia adelante.
“Me siento muy orgullosa de trabajar junto a estos hombres y mujeres que pertenecen a esta generación de trabajadores de la televisión y que laboramos por ser la continuidad y mantener vivo el ejemplo de nuestros fundadores”.
Sheila describió como funciona Tele Turquino:
“Trabajamos en función de mantener una parrilla de programación que responda a las disímiles exigencias y necesidades de los públicos y la teleaudiencia santiaguera en general.
“Nuestro esquema de programación actualmente incluye 16 espacios televisivos de diferentes géneros: culturales, informativos, de orientación social, juvenil, histórico, infantil; musicales, con el objetivo de mostrar diversas temáticas de interés para la teleaudiencia santiaguera actual.
“Transmitimos diariamente 2 horas 30 minutos, la tira del mediodía con una hora de transmisión, de 12:00m a 1:00pm, y la tarde con una hora 30 minutos de 4:30pm a 6:00pm.
“Contamos con cuatro programas informativos, Revista Informativa, el Panel Informativo, Tele Noticias y el programa de opinión En Línea Contigo, espacio de mayor raiting de teleaudiencia, que responde a temáticas de interés social y comunitario en nuestra población.
“Transmitimos además programas como el espacio juvenil Entre Nosotros, dedicado a la formación de valores en jóvenes y adolescentes, el programa de género Ecos de mujer, de orientación a la mujer y la familia cubana. Tenemos como fortaleza la transmisión de series históricas que reflejan el proceso revolucionario cubano y sus líderes principales, así como nuestro programa La Historia y sus protagonistas.
“Hoy con tu salud, nuestro programa de orientación y prevención referido a la temática de salud, que ha sido un referente en cuanto a la prevención de la covid 19. Reflejamos además el acontecer deportivo de la provincia y sus principales exponentes con nuestro programa Al Terreno.

“Representamos al sector campesino de nuestra provincia con el programa En casa del Compay, que muestra los resultados satisfactorios de los cooperativistas más destacados de la provincia y se rescata la música tradicional campesina.

“El programa cultural En buena compañía, refleja la actividad cultural de la provincia a través de personalidades de la cultura e instituciones que tiene un trabajo meritorio en este sentido.

“En este verano 2021 se propone una programación a partir del lunes 5 de julio hasta el viernes 3 de septiembre, esta programación se realizó teniendo en cuenta la situación epidemiológica por la que atravesamos, lo cual ha sido una limitante importante para la grabación de programas de televisión teniendo en función de las medidas adoptadas.

“A pesar de esto se ha confeccionado una programación que incluye espacios televisivos que han tenido gran aceptación por los televidentes santiagueros, y sus contenidos se adecuaron perfectamente a la época estival. Transmitiremos un total de 14 programas entre programación informativa y variada.

“La tira del mediodía mantiene su programación habitual 12. M Santiago, de lunes a viernes con temas y secciones propias de su perfil y otras nuevas para el verano, siempre teniendo en cuenta la información oportuna a los televidentes acerca de la evolución de la covid-19. En este sentido se perfilaron las diferentes temáticas abordadas en el mismo, teniendo en cuenta que el pueblo santiaguero se sintiera representado en cada una de nuestras emisiones.

“En la segunda media hora del mediodía tenemos como propuestas espacios como De Santiago a Tokio, programa deportivo dedicado a las Olimpiadas. Contamos además con el proyecto Pulsos, programa cultural de la UNEAC, y el programa En Buena Compañía, además del proyecto Plaza Santiago, espacio cultural de la vida de Santiago de Cuba. Tenemos la propuesta de repris del proyecto histórico en caso de no concretarse con el nuevo programa antes de la etapa estival.

“En la transmisión de la tarde disfrutaremos de los programas: Entre Nosotros, Ecos de mujer, una nueva propuesta de programa musical Son de Siboney, dedicado al son como género musical en la cultura santiaguera. Estrenaremos además un nuevo proyecto infantil, Pequeñín, espacio que a través del juego tiene como objetivo la formación de valores en los niños. Estrenaremos además los proyectos Ruta legal y Estilo propio.

“Además potenciaremos la figura de nuestro Comandante en Jefe en nuestra programación a través de diferentes Spots sobre su personalidad y su labor histórica revolucionaria”

Con otros integrantes de TeleTurquino

Orlando de la Guardia Lorié es uno de los fundadores del canal. Fue escueto en su decir:

“Tele Turquino es donde escribí mi vida entera o sea desde Tele rebelde

“Hay tantas cosas que he trabajado en todas las redacciones Pero fundamentalmente en el informativo y participé en ayudar a formar en Holguín la tv informativa y como productor realicé los primeros falsos vivos para la revista de la mañana y también fui Productor de 9550 con Danilo Sirio y Julio Pulido. Los falsos vivos se lo creían como tal”

¿Que ha significado Tele Turquino en su vida? Y por favor cuénteme algunas anécdota suya en ese lugar, le pregunté a algunos de los hacedores de Tele Turquino.

Estas son las respuestas de Margarita Piedra Cesar:

“La televisión en Santiago de Cuba ha significado y significa mi vida misma. Desde 1974 en que me gradué de Licenciatura en Periodismo en la Universidad de Oriente laboro aquí, primero en el Canal Tele Rebelde como se llamaba cuando se fundó y luego en el Tele Turquino de hoy.

“Comencé a trabajar como redactora de los noticieros de televisión que aquí se hacían el Noticiero Oriental de Televisión, el Noticiero Resumen al cierre de las transmisiones y el Resumen Dominical, espacios informativos que llegaba a todo el oriente del país.

“Luego como reportera no solo me limité a el acontecer de Santiago de Cuba, sino que tuve la posibilidad de trabajar cubriendo vacaciones de los corresponsales de Granma y Guantánamo en muchas oportunidades.

“Finalmente se me pidió mi colaboración para integrarme como Jefa de Redacción de Departamento Informativo de la televisión santiaguera, sustituyendo en muchas ocasiones al Jefe de Información, tarea que desempeñé por más de 30 años.

“Cuando comienzan a surgir los sitios digitales, ya me había picado la curiosidad por la computación y en la televisión santiaguera había necesidad de crear nuestro sitio digital  y pido mi liberación del cargo desempeñado por tanto tiempo y que se me diera la tarea de trabajar en el sitio digital. Comenzamos empíricamente el técnico en informática Julio Cesar Llamos y yo a diseñar en Dreamweaver nuestro sitio digital que salió al éter el 22 de julio de 2002 en ocasión de un aniversario de la televisión en Santiago de Cuba. Luego lo fuimos mejorando con varias versiones en este Software.

De ahí acá hemos transitado mucho por varios software de diseño de sitios web php, Joomla, y finalmente en WordPress.

“Aún me mantengo en mi sitio digital ahora como editora jefe del grupo digital, aprendiendo mucho de los jóvenes que han pasado por este sitio digital y brindando nuestra experiencia a todos ellos.

“Anécdotas tengo muchas, pero la que siempre recuerdo con mucho cariño sucedió en la Bayamo donde estaba cubriendo unas vacaciones de la corresponsal Gloria Guerrero y ante amenaza ciclónica eran muchas las lluvias y yo tenía mi reporte listo para ir a editar a Santiago de Cuba la noticia, pero no podíamos pasar por desbordamiento de un rio, y sin pensarlo mucho en un viejo Yeep Waz del telecentro con que estábamos trabajando el chofer Sergio Reyes y yo nos arriesgamos, gracias que a mediación un tractor nos ayudó, porque si no es por esa ayuda no estuviéramos contando el cuento, pero llegamos con la información que salió en el Noticiero de las ocho, y recibimos también una llamada de atención por el disparate, pero esa era la tarea en esos momentos, así es nuestra profesión”.

Deny Ruiz Obret, editor de TV, dijo:

“Comenzaría por comentarle que NO me referiría a mi vida laboral en Tele Turquino en pasado es y seguirá siendo mi presente porque vivo y muero por hacer este trabajo, sufrir los avatares que implican trabajar en la televisión con los inconvenientes propios impuestos por nuestras carencias, me levanto todos los días pensando como desempeñar mejor mi trabajo a partir que acá en el Telecentro hemos tenido el privilegio de haber contado y contar con una serie de trabajadores que se desempeñaron y aún se desempeñan como editores de TV los cuales me pusieron el listón bien alto lo cual me impone mantener mi auto preparación como tarea fundamental a esto agregar que como ser humano con inquietudes trato de incursionar como director de programas, así y todo acá en el Telecentro he aprendido, enseñado, mejorado, educado, llorado y si tuviera la oportunidad volvería a formar parte de este colectivo.

“Sobre las anécdotas, tarea difícil la que usted me impone, pero por lo cercano de los recuerdos le cuento que hace unos años tengo el privilegio de compartir sus creaciones y en muchos casos sus locuras que me provocan desvelo por la cantidad de horas que le dedico a estudiar para estar a la altura con el periodista Dayron Chang Arranz, él me pide sentarnos a repasar una serie de ideas que tiene para la realización de un material sobre las afectaciones por culpa de Bloqueo Norteamericano a la Empresa FarmaCuba, Laboratorios Oriente entre otras pero desde la óptica o visión de las redes sociales y que yo debía proponerle una visualidad que aportara o sugiriera al televidente como se reflejan estos temas desde la redes sociales y otros sitios más o menos oficialistas, incluidos los nacionales a esa hora comienzo con una tormenta de ideas entre los dos y otros editores que me apoyan en estos casos todo esto provocó una gran discusión porque el mencionado periodista no estaba conforme con lo que le proponía pero el tiempo para la realización del material se estaba agotando, es decir que estábamos en el noveno con dos outs por lo que tuvimos que aventurarnos con lo que le tengo propuesto y otros agregados, que fueron apareciendo por iniciativa de otro de los editores que les comenté anteriormente que me apoyan, con todo esto culminamos un material que a mi entender uno de los materiales más ilustrativos, informativos y educativos en los que he participado, al punto que al enviarlo al SITVC captó la atención de los realizadores y dirigentes en la capital y es el momento en que el periodista me localiza para comentarme que en todo momento estaba complacido con la propuesta que le habíamos hecho, pero todo el tiempo se mantuvo tirando de la soga para provocar nuevas creaciones por parte de nosotros por supuesto en pos de una mejor visualidad y por consiguiente mejor producto televisivo. Esto me contentó porque veo, cómo un realizador joven sigue provocando en mí el mismo interés de creación de los primeros años de trabajo, como dijera un profesor (Rolando Maseda Dapena), ¨Aún me queda Bomba pa tirar pa´lante¨

A Dayron Chang Arranz, “mi chinito antiaguero” lo he visto crecer como profesional en la pantalla. Él me dijo;

“Mi relación oficial con el Telecentro Tele Turquino inició en septiembre de 2015, cuando solo habían pasado unos meses de mi graduación como Licenciado en Periodismo de la Universidad de Oriente. Sin embargo, para esa fecha, ya me conocía casi al detalle cada fragmento de su historia, atravesaba con soltura sus laberinticos pasillos, por los que fácilmente puedes perderte si eres un desconocedor de aquel sitio inmenso enclavado en el Conjunto Monumental 26 de julio, otrora Cuartel Moncada.

“Desde segundo año de la carrera, que entré por primera vez a sus estudios, cargados aún con la energía de quienes fundaron y soñaron Tele Rebelde, supe que aquel mundo agitado de cámaras, guiones, luces era lo que quería para ejercer una profesión parcialmente desconocida para mi en ese instante. Aquel descubrimiento, supuso a esa edad, una aventura y un conflicto pues me debatía entre estar en las aulas recibiendo teoría o en un cubículo de edición tratando de entender casi a ciegas todo aquel universo de imágenes y sonidos. Confieso que muchas veces me venció el impulso y la pasión. Saltaba entonces los horarios establecidos por la vida universitaria para estar en la grabación de un programa, en una cobertura, en un nuevo proyecto. Este hallazgo de juventud, en algún momento supuso escoger, y aunque jamás descuidé mis obligaciones estudiantiles, prioricé estar allí en Tele Turquino, donde sentía que era mi hábitat. Al final qué seria del futuro periodista sin la osadía, sin el arrojo.

“Desde aquel entonces han pasado más de ocho años y, aunque a veces pueda parecer absorbente y desafiante, hay satisfacciones muy intimas que merecen la dedicación y el tiempo.

“Para entender los significados de la Televisión santiaguera asumo con arraigo sus muchas dimensiones, tanto individuales como colectivas. Todo cuanto ha sucedido en mi vida, mirándola en profundidad durante los últimos años, tiene que ver en alguna medida con esta institución. Desde conocer mi origen, mi identidad, mi historia, hasta comprender la necesidad de transformarla, y enriquecerla con nuevas visiones. Tele Turquino tiene los valores añadidos del entorno. No podemos explicar sus fundamentos si no conocemos la energía que comparte con la ciudad. Hay que saber de la idiosincrasia del santiaguero, de caribeñidad, de héroes, rebeldía, resistencias, calles, cultura popular, religiosidad, deporte. Nada de cuánto somos, o anhelamos los santiagueros hoy puede quedar fuera de ese análisis.

“Por eso es que Tele Turquino adquiere un valor más personal en tanto ha contribuido a conformar mi concepción sobre lo local, lo nacional y lo universal, ha abierto las puertas a referentes necesarios que tienen que ver con ética, estética y cultura, y algo tan imprescindible como lo humano lo ha ubicado en una coordenada esencial.

“Las vivencias que acopias cada día en intercambio directo con la gente, esas enseñanzas que visibilizas o las que te guardas, esas proezas y añoranzas que reflejas te van dando herramientas para hacerte cada vez más empático, sensible, familiar, respetuoso de la diferencia. Reafirmas entonces que en la heterogeneidad y pluralidad de esas opiniones, emociones y experiencias que captas a través del lente de la televisión de Santiago está la verdadera y más útil riqueza de ese pueblo al que pertenecemos. Interpretando las señales de ese mundo que nos rodea crecemos como cubanos e individuos. Por eso nada puede escapar a nuestra vista, la verdad está ahí para ser contada. Y es esa riqueza la que ha nutrido mi cotidianidad desde aquella primera publicación con una crónica a Antonio Maceo. La emoción de aquel instante fue un punto de partida para saber que en la TV de esta urbe, iba encontrar mi vocación de contar historias pasadas, y sacar lecciones de las mismas.

“Por suerte las anécdotas de la Televisión son diarias, continuas. El ejercicio en el medio es una ráfaga indetenible que a veces te deja sin aire. Y podría parecer que 24 horas no te alcanzan, o que simplemente una vida no es suficiente para compartir a través del medio de comunicación todo lo que tienes para darle a los públicos. Sin embargo, Sandy aún siendo estudiante, fue una marca. Salir a la calle a apropiarnos de las tristezas de santiagueros desprovistos por el huracán, tener que elegir entre estar en familia ayudando, o ir a una cobertura para divulgar la historia de un hombre que lo pierde todo en una madrugada sigue siendo una de las mayores lecciones dentro de la institución para quien apuesta por este camino.

“Los temores en vivo nunca faltan, el estremecimiento a la hora de transmitir en vivo desde la Plaza de la Revolución las honras fúnebres del líder Histórico Fidel Castro, la conmoción de explicar lo que sucede mientras pasa un ciclón, el privilegio y la sagacidad de entrevistar a disímiles personalidades del archipiélago o el mundo, la posibilidad de cambiar una vida con un reportaje, el placer de quedar bien con uno mismo y con el pueblo, la necesidad de aprender del error. Vivencias así son permanentes, pero estoy seguro que la mejor anécdota está por venir porque el desafío es perpetuo. Y ahora lo es más. Espero mañana sea una anécdota el cómo crecimos y nos transformamos, el cómo intercambiamos con los públicos desde las redes sociales. Nada es mas importante para un medio de comunicación que adaptarse a su contexto. Por eso Tele Turquino no deberá escapar jamás a su esencia. Ser imagen de un pueblo como Santiago de Cuba demanda una responsabilidad, hay cierto simbolismo en todo cuanto hacemos. Apegados a la realidad, cercanos a la verdad, respetando la diversidad en toda su dimensión creo que seria una vía para ser siempre consecuente con nuestra misión fundacional”.

El Sello Conmemorativo Aniversario del ICRT se entrega por primera ocasión en el aniversario 55 del Instituto Cubano de Radio y Televisión, en el año 2017, aprobada su creación por su Consejo de Dirección y forma parte del sistema de reconocimientos del Organismo, con el fin de reconocer la labor de los trabajadores de la Radio Cubana y la Televisión en estos años y se otorga a fundadores, personalidades, actores, directores, periodistas, locutores, técnicos, especialistas, asesores y cuadros y a todos aquellos que han aportado su granito de arena haciendo posible una mejor Radio y Televisión para el disfrute de nuestro pueblo.

En ocasión del Aniversario 50 de la Televisión en Santiago de Cuba recibieron la entrega del sello conmemorativo aniversario del ICRT una selección de fundadores, presentes en histórico acto.

(Tomado de Icrt)

Entradas Recientes

Contactos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

14 + 17 =