¡Relojeros, felicidades!

En el aniversario 75 de la fundación de la emisora de la hora y las noticias, el Instituto Cubano de Radio y Televisión (ICRT) felicita al colectivo de relojeros y los invita a continuar informando, de esa manera tan peculiar, a Cuba y al mundo.

Escuela de periodistas, locutores y cuadros, la redacción de Reloj ha formado a incontables profesionales cubanos a lo largo de sus siete décadas y medias de trasmisiones ininterrumpidas.

Organizado de forma peculiar, las rutinas productivas en Radio Reloj, constituyen una maquinaria casi perfecta en la que intervienen muchos factores antes de que el radioescucha se entere de las noticias y la hora.

Única en su tipo hoy en día, la emisora salió por primera vez al aire una mañana habanera, a las seis en punto, de 1947, trasmitiendo minuto a minuto, y hasta las 12 de la noche durante tres años, informaciones, publicidad y la hora, eran otros tiempos.

La idea fue tomada de una emisora mexicana por Gaspar Pumarejo, por entonces jefe de programación del Circuito CMQ, quien optó por trasmitir en vivo anuncios y noticias en lugar de poner en el éter audios gravados como la estación azteca, iniciando una tradición que sobrevive hasta nuestros días.

Forma tan peculiar de hacer radio pronto ganó adeptos entre el público, lo que era noticia enseguida Reloj lo tenía al aire, y no solo los habaneros, otras emisoras contaban con la fidelidad de los relojeros y sus fuentes de información para hacerse eco de las noticias nacionales e internacionales con facilidad, así el público creó el hábito de buscar la noticia en la planta radial a cualquier hora.

Seis horas en la redacción, cientos de cables de diversas agencias noticiosas y corresponsales de todo el país, varios redactores y un jefe de redacción impregnando las líneas de intencionalidad, 360 caracteres, cuatro párrafos, 16 líneas, dos voces, decenas de trasmisores, …, en fin el característico tic tac y ya, noticias al aire, inmediatez, todo un suceso resumido en un minuto, medio mundo de información en un día, lo más relevante, lo más noticiosos de las últimas 24 horas en el éter.

Aunque detrás hay muchas personas y recursos, esfuerzo, conocimientos y profesionalidad, todo un complejo sistema de selección y tratamiento de la información, un conjunto de normas de redacción aunadas en el Breviario del Relojero, mucho amor y sentido de pertenencia.

Por esa tan cotidiana e imprescindible labor, muchas felicidades a todos los relojeros que día a día trabajan para mantener informados, minuto a minuto, al pueblo de Cuba.

Entradas Recientes

Contactos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

diecinueve − 5 =