Cargando...
AHORA  |
  • SERIE DOCUMENTAL Unos Minutos en la vida de... por Carlos Collazo    
  • CONOCE AQUÍ a la TV y Radio Cubana por dentro, por Paquita Armas Fonseca.
Cuba

La Revolución socialista en Cuba

El 16 de abril de 1961 Fidel Castro afirmó: “Eso es lo que no pueden perdonarnos, que estemos ahí en sus narices ¡y que hayamos hecho una Revolución socialista en las propias narices de Estados Unidos! Por primera vez el líder revolucionario hacía esta declaración pública. ¿Qué circunstancias actuaban para eso? El escenario para tal […]

El 16 de abril de 1961 Fidel Castro afirmó: “Eso es lo que no pueden perdonarnos, que estemos ahí en sus narices ¡y que hayamos hecho una Revolución socialista en las propias narices de Estados Unidos! Por primera vez el líder revolucionario hacía esta declaración pública. ¿Qué circunstancias actuaban para eso?

El escenario para tal declaración era la esquina de 23 y 12, frente al Cementerio en La Habana, en el entierro de las víctimas del bombardeo a aeropuertos cubanos el día anterior. Era el preludio de una invasión mercenaria organizada y financiada desde los Estados Unidos, agresión que no era sorpresa pues se conocía de los planes elaborados desde el imperio; por tanto, aquel ataque anunciaba que ya la acción estaba muy cerca. Esa circunstancia es esencial para entender la decisión de aquel día.

El objetivo de la construcción del socialismo debió trabajarse con mucho cuidado, debido al contexto en el cual se había producido el triunfo revolucionario, marcado por el predominio de la política de guerra fría en Cuba -desde la relación dependiente respecto a los Estados Unidos- con la ofensiva en esa dirección por todos los medios, lo que creaba un ambiente complejo. Esa realidad debía asumirse para acometer la transformación revolucionaria.

En 1961 ya el desarrollo de la Revolución había adelantado mucho, tanto en los cambios de la sociedad como en la conciencia colectiva. Entonces, cuando se iniciaba la gran guerra contra el analfabetismo por más de 100 000 brigadistas Conrado Benítez en los campos de Cuba -extraordinaria campaña de justicia social-, muchos de esos jóvenes cantaban en las calles cubanas “Somos socialistas, pa´lante y pa´lante/ y al que no le guste que tome purgante”, junto a sus mayores, en asunción de un camino aún no expresado de manera oficial.

Pero el 16 de abril se estaba ante una coyuntura especial: era evidente que la invasión planeada desde el Norte se hallaba muy cercana, lo que implicaba su enfrentamiento por un pueblo que ya había proclamado junto a Fidel: “Patria o Muerte”.

(Tomado de www.pcc.cu)


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *