Cargando...
AHORA  |
  • Reconocidos caricaturistas y artistas de la plástica cubanos comparecen este lunes en la Mesa Redonda para hablar sobre esta manifestación del arte y el periodismo en nuestro país, en ocasión de  la vigésimo segunda Bienal Internacional de Humorismo Gráfico que se desarrolla hasta el miércoles en los espacios físicos y digitales. En vivo
ICRT

Roxana Romero: Los noticieros tienen que parecerse cada vez más a la sociedad que somos

Durante este 2021, el Sistema Informativo de la Televisión Cubana (SITVC) celebra el aniversario 30 del «Suplemento Dominicial» o «el Dominical» como se le llama tradicionalmente. Es uno de los espacios simbólicos en la programación informativa del fin de semana.  Lo que tal vez no conocen muchos es que este noticiero y el resto de […]

Durante este 2021, el Sistema Informativo de la Televisión Cubana (SITVC) celebra el aniversario 30 del «Suplemento Dominicial» o «el Dominical» como se le llama tradicionalmente.

Es uno de los espacios simbólicos en la programación informativa del fin de semana. 

Lo que tal vez no conocen muchos es que este noticiero y el resto de los realizados en los días que habitualmente la familia descansa y se reúne en casa, son el resultado de un trabajo que asume un mismo equipo de redacción, pequeño pero muy eficiente y unido.

Ellos son los rostros y las manos de un proceso productivo que comienza en las mañanas y termina a las 8y30pm. Un universo paralelo a la vida de 23 y M.

Desde hace algún tiempo, la periodista Roxana Romero Rodríguez integra el equipo de las emisiones del fin de semana.

Trabajar en ellas, nos cuenta, ha sido la mejor experiencia vivida, hasta ahora, desde su llegada al célebre y demandante 4to piso del ICRT.


-Para ti, ¿qué hace especiales a los noticieros del fin de semana?

En estos espacios he encontrado emisiones más orgánicas a pesar de que no están exentas de la premura de lo que un informativo significa, de lo que llegó a última hora y hay que poner, de lo que sucedió y es necesario cubrirlo al momento.

Son emisiones que responden a una dinámica, específicamente el noticiero dominical, que tiene un espacio que es para el suplemento cultural, de acuerdo, tengo entendido, con el Ministerio de Cultura y sus instituciones.

Se planifica con antelación lo que va a hacer ese segmento. Eso permite enriquecer la emisión dominical.

Son trabajos que se han pedido, que se han pensado, que se han elaborado con más detenimiento. Algo que en la práctica periodística cotidiana no siempre sucede.

El noticiero dominical tiene características propias. Desde rasgos formales como el tiempo de lectura, de ritmo y ese sello de “calma” que ha impuesto Isabelita (Isabel Fernández) a lo largo de todos estos años.

Es un noticiero que la familia cubana recibe un domingo al mediodía, un tiempo concebido para el hogar y, de alguna manera, nosotros entramos a ese hogar.

También a veces pasa que, durante el fin de semana, hay menos información disponible en comparación con la que puede generarse de lunes a viernes.

Así que toca al equipo de redacción del fin de semana crear más contenidos. Eso hace que los contenidos sean más reposados, que obedezcan al empeño de informar lo más posible.

Entre semana es diferente. Es más activo el trabajo del grupo de reporteros que tributa para las emisiones del mediodía y el estelar.

Los domingos tenemos el comentario internacional de Oliver (Zamora), mientras que los sábados, el comentario de Jennifer (Zubizarreta).

En las emisiones del fin de semana, a lo mejor es mi percepción, se comenta distinto a cómo se comenta en el resto de la semana por la propia oportunidad de elaborar más el contenido.

Digamos que son temas que se desarrollan con un periodismo distinto, menos tácito, menos impositivo, más bien de regalar una visión distinta de la información a las personas que nos puedan estar recibiendo en sus casas.

Luisito (Luis Alberto Pérez) y Tony (José Antonio Calderón) son los directores de estos espacios informativos del fin de semana, junto a Tita (Hilda Prieto), que es una jefa de redacción muy experimentada.

En el equipo también están los periodistas Ortelio Martín (que atiende temas internacionales), Dachelys Almeida y Edelman Henríquez.

Nos llevamos muy bien, algunos nos conocemos desde hace mucho tiempo. Hemos creado una muy buena dinámica de trabajo, con capacidad de responder a muchísimas demandas dentro de la redacción.

Esto hace que sea, para mí, la experiencia más enriquecedora dentro del SITVC.

Luisito y Tony son personas muy centradas, con muchísima capacidad de detectar dónde puede estar el error que a veces cometemos los periodistas involuntariamente, de ordenar un guión, de planificar temas, de darle distintas salidas y visiones durante la revisión.

Nos van enseñando a nosotros los redactores, funciones que son propias de los jefes de turno o de los jefes de redacción, justamente porque son dos personas acostumbradas a compartir el trabajo y el conocimiento.

Siento que todo eso lo hace también distinto.

-¿Qué elementos podrían mejorarse en la televisión que se hace hoy día, en particular, desde los espacios informativos?

En mi criterio, como consumidora de la TV, estamos en un momento en que hay una televisión litigante, una televisión que, más que informar, regaña. Donde el análisis ha pasado a ser imposición de puntos de vista en muchísimos de nuestros espacios informativos. Esto no lo comparto.

Por eso me gusta que, en las emisiones del fin de semana, nuestros comentaristas, presentadores, periodistas, redactores, no repiten ese patrón.

No discuten, no entran con agresividad al hogar del televidente a decir qué tienen o no que pensar, sino que brindan herramientas para que ese televidente reciba un punto de vista, que es el punto de vista del comentarista, del periodista.

En definitiva, el ejercicio del criterio está, aunque sea en la más mínima de las notas.

-En tu opinión, ¿qué desafíos le quedan por delante a las emisiones del fin de semana?

Nos queda el reto, por ejemplo, de tener un trabajo especial durante el fin de semana que hable sobre la sociedad.

Nos queda tener segmentos culturales más completos, llenos de la mejor cultura cubana, sin dejar de informar, pero sí con un ejercicio selectivo de lo que se pone en pantalla. Nos queda hacer noticieros mejor pensados.

El rol de guiar desde el conocimiento, desde la explicación, desde la fuente de información verídica, es algo que yo quisiera que los noticieros del fin de semana sigan teniendo y respetando.

Los tiempos han cambiado, las dinámicas sociales han cambiado y los noticieros tienen que parecerse cada vez más a la sociedad que somos.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *