image_pdfimage_print

Foto: Tomada de TV Avileña.

El derecho a la salud pública es letra sagrada en la Constitución de Cuba. Jamás un negocio.

Pero el discurso de la Casa Blanca, repetido por un coro mediático, es que La Habana “se lucra” con los servicios de salud que ofrece a otros países.

No hay ningún secreto de estado. En un esquema legítimo de cooperación Sur-Sur, los países con recursos aportan fondos a Cuba, con los que sostiene su sistema de salud pública gratuita y universal, incluyendo salarios, infraestructura y compra de insumos, además de su cooperación en países más pobres.

El personal médico cubano lo sabe y lo aprueba mediante un contrato individual.

Pero Washington insiste: todo es un “negocio del régimen”. ¿No es extraño, entonces, que su Departamento del Tesoro o sus agencias de inteligencia, no hayan podido presentar una sola prueba de las cuentas donde dirigentes o funcionarios de Cuba esconderían su “negocio”?

Todo es una montaña de mentiras con mucho dinero. Que compra –por ejemplo- a unos poquitos ex cooperantes, a los que el senador Marco Rubio escribe el guión.

La inmensa mayoría de médicos excooperantes que, por diversas razones, emigraron de Cuba, sin embargo, no son así. No viven de dañar a su país, y donde trabajan siguen representando el humanismo médico en el que se formaron.

Esta campaña para hundir la cooperación cubana es de resultados mediocres. Cierto que países satélites de EEUU (Brasil, Bolivia y Ecuador) rompieron con Cuba.

Pero el reconocimiento es creciente, y Cuba tiene, hoy, más solicitudes que las que puede atender.

Una iniciativa, incluso, pide el Premio Nobel de la Paz para las brigadas médicas cubanas. Aunque no lo lean en los medios.

En video, cooperación médica cubana: ¿negocio o Premio Nobel?

Tomado de Cubadebate

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *