image_pdfimage_print

Cuba recuerda este 18 de junio a Vilma Espín, luchadora revolucionaria y defensora de los derechos de las mujeres, cuando se cumple el decimotercer aniversario de su desaparición física.

Nacida el 7 de abril de 1930 en la provincia de Santiago de Cuba, Vilma, defendió toda su vida la dignidad, la emancipación, la justicia y la igualdad.

Desde joven, asumió posiciones políticas revolucionarias, y participó de manera activa en manifestaciones estudiantiles tras el golpe de Estado del 10 de marzo de 1952 del dictador Fulgencio Batista.

Se unió al Ejército Rebelde en la Sierra Maestra cuando su vida corrió extremo peligro en la insurrección urbana, y fue la esposa del primer secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba, Raúl Castro.

Vilma Espín es recordada como presidenta fundadora de la Federación de Mujeres Cubanas (FMC), creada en 1960 con el objetivo de impulsar políticas y programas encaminados a lograr el pleno ejercicio de la igualdad de la mujer en todos los ámbitos y niveles de la sociedad.

También integró el Comité Central del Partido Comunista de Cuba desde su fundación en 1965, fue diputada a la Asamblea Nacional del Poder Popular desde su primera legislatura y miembro del Consejo de Estado. Como consecuencia de una enfermedad que se agravó, Vilma falleció el 18 de junio de 2007 en La Habana y sus restos descansan en el Mausoleo del Segundo Frente Oriental Frank País.

A raíz de su muerte, el líder histórico de la Revolución de la Isla, Fidel Castro, expresó: ‘El ejemplo de Vilma es hoy más necesario que nunca. Consagró toda su vida a luchar por la mujer cuando en Cuba la mayoría de ellas era discriminada como ser humano al igual que en el resto del mundo, con honrosas excepciones revolucionarias’.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *