image_pdfimage_print

Para poder besarlas y abrazarlas siempre, debemos renunciar a hacerlo este día y todos los que nos quedan hasta el fin de la pandemia mundial de COVID–19. Foto: Presidencia de Cuba.

El presidente cubano, Miguel Díaz–Bermúdez, ha enviado un mensaje a las madres cubanas en este domingo 10 de mayo de 2020:

El Día de las Madres, que siempre fue de besos, abrazos, visitas y celebraciones de hijos, nietos, parientes  cercanos y lejanos, amigos y vecinos, no será igual este segundo domingo de Mayo.

Para poder besarlas y abrazarlas siempre, debemos renunciar a hacerlo este día y todos los que nos quedan hasta el fin de la pandemia mundial de COVID–19.

Cohibirnos del encuentro y la fiesta tradicional este año, es el mejor regalo que podemos hacerle a la más querida y venerada integrante de la familia. La que ahora mismo es mayoría entre los profesionales de la salud y la ciencia que cuidan a los enfermos y buscan cura definitiva a un mal que llegó cargado de amenazas y desafíos para todo el mundo.

A todas las que han dejado en casa a sus seres queridos por cuidar a compatriotas desconocidos, cocinar, limpiar, servir y auxiliar voluntariamente, les agradezco, en nombre de la dirección de nuestro Partido y Gobierno, su ejemplar consagración a la gran batalla de estos tiempos.

Las felicito hoy y siempre por su capacidad para darnos la vida y embellecerla siempre, con pasión y ternura.

Como decía Fidel, la mujer es una revolución dentro de la Revolución, y cuando se dice mujer se dice madre siempre.

Ustedes son la fuerza que nos trajo, la que nos sostiene y nos inspira. Vivan las madres cubanas, orgullo de un país marcado por mujeres como Mariana, madre de la patria, y por todas las que desde entonces nos han empujado a crecer y luchar por ella.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *