image_pdfimage_print

En todo este tiempo, la radio y televisión cubanas han sido puntal en la información y la generación de productos culturales y comunicativos. Los trabajadores del ICRT combinan esta misión con la de brindar una programación entretenida, con valor artístico sin dejar de apoyar la educación a distancia, principalmente ahora, en medio de las circunstancias por las que atraviesa el país.

Recientemente, en el espacio Mesa Redonda, directivos del ICRT, explicaron la labor que realiza la entidad en torno a la actual situación epidemiológica ante la Covid-19 y reconocieron el aporte de espacios de alta teleaudiencia nacional, como la conferencia de prensa diaria del Ministerio de Salud Pública. También se resaltó el papel que están desempeñando las teleclases que han logrado darle continuidad al curso escolar sin salir de casa, detrás de cuyo esfuerzo está la labor de especialidades del ICRT.

El presidente de dicha institución, Alfonso Noya Martínez, explicó que ante la contingencia sanitaria se requirió reestructurar la programación radiotelevisiva, para brindar información oportuna y contribuir a elevar la percepción de riesgo en la población. Dentro de la estrategia de trabajo, Noya mencionó como la misión más importante la de llevar toda la información posible a la televisión, por lo que se decidió un incremento de las horas de transmisión, así como un cambio cualitativo en la programación. Todo esto, conllevó a que se readecuara la fuerza productiva del ICRT.

De un total de casi 13 mil trabajadores del ICRT en el país, una buena parte pasó a la modalidad de teletrabajo o trabajo a distancia, lo que obligó a implementar sistemas distintos, pensar e innovar, aseguró el titular. Noya reconoció la participación de periodistas, artistas, directivos, así como de técnicos con un nivel de creatividad elevado y resaltó el empleo en todo momento de las medidas higiénico-sanitarias, como parte de la estrategia del país para enfrentar la actual situación.

Un día como hoy, recordamos que el ICRT es pionero en Cuba en el diseño de un sistema estatal de comunicación que pondera la información como un derecho y una necesidad ciudadana, en la construcción de una nueva sociedad. Es además un instrumento de movilización social, alejado de la banalidad y con una marcada intención educativa y de formación de valores y principios. El ICRT celebra casi seis décadas de intenso quehacer, con el compromiso de ser fiel a los intereses del pueblo.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *